LA MIEL: EL ORO DE TENERIFE

“MIEL DE TENERIFE”, un producto DOP, es una de las muchas singularidades de Tenerife.

Los numerosos paisajes que caracterizan a la isla, las diferentes conformaciones del suelo han creado microclimas diferentes y únicos. La consecuente rica flora presente en la isla, también incluye numerosas especies endémicas que se utilizan para la producción de una excelente miel.

 

Muy popular es el “MIEL DE FLORES” hecho con una mezcla de flores divididas en 3 tipos dependiendo de la altitud:

MIEL DE CUMBRE:

Se encuentra dentro del Parque Nacional del Teide, a más de 1.200 metros. De altura, donde crecen las plantas más endémicas: tejinaste rojo, la malpica, el rosalillo de cumbre, la retaina blanca del teide.

El color es ligero y el sabor es delicado.

MIEL DE MONTE:

Se obtiene entre 450 y 1.200 metros. Alto donde hay escoba, tomillo, brezo silvestre, hinojo, orégano, eucalipto y castaño.

El color de la miel es un poco más oscuro y con un sabor fuerte.

MIEL DE COSTA:

Se obtiene de plantas por debajo de 450 metros. Incluyendo el agave, tabaiba y aguacate.

El color es muy ligero y tiene un sabor muy dulce.

Con más de 4000 colmenas, hay otros tipos de miel, de los cuales hasta 13 son monoflorales, vinculados a la singularidad de algunas plantas endémicas.

 

Entre los más conocidos está sin duda el MIEL DE TEJINASTE, una planta muy famosa de la isla presente a lo largo de las laderas del Teide. El color es un amarillo pálido que tiende a cristalizar y es adecuado para ser esparcido.

Para degustar los diferentes tipos de miel y conocer la subdivisión territorial, recomendamos visitar la interesante CASA DEL MIEL ubicada en el pueblo de El Sauzal, al norte de la isla.

Contáctenos para concertar una visita a CASA DEL MIEL.